Comunidades Energéticas: ventajas y beneficios

comunidades energéticas

Índice

¿Poner de acuerdo a todos tus vecinos? No es tan complicado cuando hay un objetivo común. Personas, empresas, incluso, municipios enteros. Si algo nos preocupa a todos, es el precio de la luz, sobre todo ahora. ¿Cómo unir fuerzas? La palabra mágica: ahorro. Y, aunque parece misión imposible, en lo que respecta a la factura eléctrica, las comunidades energéticas son la respuesta

Con un tejado cada 500 metros, se puede ofrecer energía limpia a todo un país. Limpia y mucho más barata. Ahora que el mercado energético se encuentra en una fase incierta, y la eficiencia energética y la sostenibilidad se han convertido en necesidades financieras y exigencias ecológicas, entrar a formar parte de las comunidades energéticas es pasarse al lado coherente de la vida

Ahora, personas y empresas tienen la oportunidad de ser más independientes y libres con su energía. No siempre ha habido opciones para elegir la procedencia de la energía que utilizamos. Hoy tenemos una solución a nuestro alcance, una oportunidad única que nos brindan la tecnología y las comunidades energéticas.

¿Qué es una comunidad energética? 

En términos generales y siendo puristas, vamos a seguir la definición que da el IDAE en su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Según el Instituto, una comunidad energética es un grupo de personas, empresas o entidades estatales (o sus combinaciones) que, de forma abierta y voluntaria, por su proximidad geográfica, deciden formar una entidad jurídica denominada comunidad energética, cuyo objeto no es otro que compartir unos mismos procesos de eficiencia energética.

Sin embargo, en Vergy, tenemos una visión más amplia e integradora de las comunidades energéticas. Para nosotros, se trata de un grupo de personas que se unen para generar, consumir y gestionar su propia energía. Y ponemos a su disposición todos los recursos necesarios de asesoría e implementación. De hecho, no toda comunidad tiene por qué instituirse como entidad jurídica. En cada caso buscamos la solución más adecuada, funcional y efectiva.

¿Y sus objetivos?

Existen distintos tipos de comunidades energéticas: vecinal, municipal, industrial… pero, todas ellas comparten unos mismos objetivos:

1. Que todas las personas que la integran puedan aprovechar la generación de energía eléctrica o térmica.

2. El consumo de energía limpia y sostenible, así como la mejora de la eficiencia energética.

3. El desarrollo de sistemas de movilidad sostenible, con potencial para diversos modos de gestión de la demanda en el futuro, incluidas oportunidades de negocio.

 

¿Qué actividades realiza una Comunidad Energética?

Las comunidades energéticas pueden producir, consumir, almacenar, compartir o vender energía.

1. Generar energía procedente de una fuente limpia y renovable

2. Ofrecer servicios de eficiencia energética

3. Suministro, consumo, agregación, almacenamiento de energía, y potencialmente su distribución. 

4. Servicios de recarga de vehículos eléctricos, o similares

 

¿Cuáles son sus ventajas y beneficios?

1. Puedes acceder, de forma justa y sencilla, a la energía renovable. Y, puedes hacerlo de forma local. Con un tejado cada 500 metros, nada más. 

2. ¿Ser el dueño de tu energía? Puedes controlar tus necesidades energéticas y apostar por un consumo limpio y responsable.

3. Comunidades de vecinos, empresas, municipios. No importa la modalidad de tu comunidad energética, siempre puedes convertirla en una oportunidad de inversión y negocio. Más allá del ahorro y de la colaboración.

4. Energía más barata, pero, sobre todo, más limpia y sostenible. Disfruta del consumo de energía renovable.

5. Y, por qué no, cuida del medio ambiente con tu consumo renovable y sostenible. 

6. Planificación, instalación, mantenimiento. Pasarte al lado coherente de la vida también conlleva beneficios sociales. Apostar por el futuro de la energía favorece el fomento del empleo local, la cohesión y la equidad social.

 

Comunidades energéticas en España: cuál fue la primera 


La primera comunidad energética local de Europa se fundó en Crevillent, Valencia, durante el año 2019. En febrero de 2020 ya había 33 comunidades energéticas registradas en España sin haber transcurrido ni siquiera un año desde la fundación de la primera.

Las horas de sol al año que recibe España, así como la capacidad de generación eólica del país, nos permiten ser optimistas sobre la capacidad de generación de energía limpia dentro de las propias fronteras. Energía suficiente como para abastecer, algún día, a todo el país con renovables. 

Alemania, que lidera el ránking en Europa, cuenta con más de 1.750 comunidades energéticas. La tendencia es claramente al alza. Cada año, la expectativa es encontrar más comunidades energéticas, con más miembros y en más países. 

¿Qué hace falta para crear una comunidad energética? 

La voluntad de consumir energía más barata y limpia, y de encontrar en tu entorno un grupo de personas (y/o pymes u organismos de la administración local) que decidan unirse para generar y consumir su propia energía. 

Democratización de la producción y el consumo de energía renovable. Las comunidades energéticas se basan en el autoconsumo compartido para que tú puedas ser el dueño de tu energía. Son proyectos de personas para personas. Gente que busca mayor independencia y libertad en la gestión de la energía que consumen. 

Y, ¿a nivel técnico? 

Toma nota:

1. Una cubierta para instalar las placas. Puede ser tuya, de tu comunidad de vecinos, empresa o municipio, o de un edificio cercano, a menos de 500 metros a la redonda. 

2. Otros usuarios consumidores. Si quieres disfrutar de la energía limpia y colaborativa, tendrás que buscar a gente cercana que quiera consumirla (recuerda, a menos de 500 metros).

3. Haz los deberes: cuántas placas vas a instalar, cómo funciona la comunidad, cómo va a ser sostenible a largo plazo… Antes de ponerte manos a la obra, tendrás que estudiar todas las posibilidades

4. Busca una empresa cualificada para que se encargue de la instalación. Pero, recuerda, tiene que tener conocimiento sobre el autoconsumo compartido y los procesos. 

5. ¿Quién se va a encargar de la gestión de la Comunidad? La entrada y salida de los miembros, la gestión de cobros… Puede ser la misma comunidad o una empresa externa. Tú decides. 

Dicho así, parece un poco engorroso. Hay que tener en cuenta muchos factores y, si el tiempo te pisa los talones, es probable que lo dejes para mañana. Pero, el futuro de tu energía empieza hoy, y tenemos la solución: contrata a Vergy, nosotros nos encargamos de todo. 

Vecinos, empresas y municipios

En virtud de las diversas personas u organismos que pueden componerlas, en Vergy hemos establecido la siguiente tipología: municipal, industrial y vecinal

Aunque también se pueden dar modelos mixtos, esta división nos permite establecer áreas comunes de intereses generales para comenzar a trabajar y estudiar la posibilidad de crear nuestra propia comunidad energética.

¿Cómo puedo unirme a una comunidad energética? 

Si no tienes la suerte de tener aún una comunidad energética en tu zona, el primer paso es compartir la idea con tu comunidad de vecinos. Si ellos están interesados, aún podéis consultar a las comunidades de vecinos colindantes, pymes de la misma zona, consistorios locales…

Casi cualquiera puede impulsar la creación de una comunidad energética. La ley las permite y las incentiva. Solo hay que tener una fuente de generación de energía (un tejado donde poner placas solares, por ejemplo) y la voluntad de hacerlo. 

¿Qué hacemos en Vergy?

Diseñamos comunidades energéticas a medida adaptadas a las condiciones de cada ubicación. Sin duda, es el momento de consumir energía más barata, aumentar el ahorro, facilitar el acceso y el uso de energías limpias, y así contribuir a mejorar el bienestar social y cuidar el medio ambiente. 

El autoconsumo compartido de energía solar ya es una realidad, que permite ahorrar hasta un 60% en la factura eléctrica haciendo uso de energía limpia y de proximidad. Y todo ello sin inversión inicial, sin ataduras, sin obras en tu domicilio e incluso sin necesidad de intervenir el tejado de tu casa.

El futuro de tu energía empieza hoy, y nosotros nos encargamos de ello. Escríbenos y disfruta de una energía más limpia, barata y sostenible. Sin preocupaciones.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.