La España Vaciada se suma a las Comunidades Energéticas

España Vaciada y Comunidades Energéticas
España Vaciada y Comunidades Energéticas

Índice

Vivimos tiempos duros para la verdad. Existen negacionistas del cambio climático, de las vacunas, o, incluso, de la España Vaciada. La realidad de estas zonas rurales está ahí, no es un invento de los medios. Existen problemas de alcance y las Comunidades Energéticas pueden ser parte de la solución si apostamos fuerte por ellas. ¡Todo al rojo!

La situación que viven en estas áreas ha obligado a sus habitantes a buscar alternativas. Decenas de provincias en este país tienen problemas de acceso a servicios esenciales como la energía, sanidad o educación. Esto sí que es un drama y no los que montan en Telecinco.

¿Cómo reactivar la economía en la España Vaciada? 

Los que viven en los municipios afectados por este fenómeno ven como cada año pierden recursos. Los datos del informe «La despoblación de la España interior» de Funcas son demoledores: en 70 años, las 23 provincias analizadas han perdido la mitad de su contribución poblacional, económica y laboral al país.

Más allá de que se diga España Vacía o España Vaciada, el mapa revela una necesidad de apostar por lo local. Estas zonas tienen en la tecnología un aliado. Soria, Teruel, Cuenca, Badajoz y Cáceres son las provincias más afectadas por este fenómeno.

Es hora de subirse al carro o, de lo contrario, sus habitantes seguirán saliendo por patas ante la escasez de servicios y oportunidades. ¿No lo harías tú? Conscientes de que hay que renovarse o morir, en los últimos años se han desarrollado iniciativas interesantes:

  • – Energías Renovables
  • – Comunidades Energéticas
  • – Emprendimiento local
  • – Repoblación de municipios abandonados

La apuesta por las renovables en las zonas despobladas

La transición energética ya está aquí y la España Vaciada no puede perder este tren. La dependencia del sector primario en estas zonas no es un lastre para apostar por las energías renovables, sino todo lo contrario. En especial, la energía eólica y la energía solar fotovoltaica están ganando peso en estas áreas.

Las características de estas zonas despobladas (extensión, precio del suelo, fácil acceso al sol y al viento) las convierten en ideales para liderar la transición energética hacia el futuro. Las iniciativas que se están desarrollando en la España Vacía ya están generando riqueza. Además, el problema de acceso al suministro eléctrico queda en segundo plano en estas áreas.

El gran reto de cara al futuro es integrar las instalaciones logísticas necesarias en su entorno. En los últimos años, se han sucedido iniciativas contra la implantación de parques eólicos y de instalaciones solares fotovoltaicas por su impacto en el entorno. Es necesario que las necesidades de los vecinos y de los inversores vayan de la mano. La apuesta por la sostenibilidad debe ser clara en ambas direcciones.

Comunidades Energéticas 

Si hablamos de nuevos modelos de producción, es imprescindible poner en valor el papel de presente y futuro de las Comunidades Energéticas. Estas iniciativas colaborativas reúnen a vecinos de una misma zona para generar su propia energía, es decir, para desarrollar iniciativas de autoconsumo.

Las Comunidades Energéticas que se están formando en la España Vaciada están consiguiendo reducir en un 50% su factura eléctrica. El secreto no está en la masa en esta ocasión, sino en generar su propia energía e independizarse de las comercializadoras y distribuidoras tradicionales en gran medida. 

El autoconsumo se consigue principalmente gracias a fuentes alternativas, como son la energía solar, la eólica y la térmica. Vergy está llevando a cabo con éxito iniciativas de creación de Comunidades Energéticas ofreciendo una factura de la luz más barata.

Los proyectos de Vergy buscan responder a la necesidades energéticas de sus habitantes de forma eficaz. Ofrecemos una energía verde, limpia y libre, sin realizar grandes inversiones ni necesitar instalaciones sobredimensionadas. Vergy se convierte así en una solución ideal a la situación de desamparo energético, permitiendo:

  • – Reducir el impacto de los vaivenes del precio de la luz. Estos colectivos son casi inmunes a las subidas del mercado eléctrico, al generar, por sus propios medios, gran parte de la energía necesaria para sus hogares y empresas.
  • – Reactivar la economía local en la España Vaciada. La puesta en marcha de estas iniciativas frena la despoblación de estos municipios y reduce sus distancias competitivas frente a las áreas urbanas.
  • – Crear comunidad, activando nuevos vínculos entre los vecinos de un mismo área con una problemática común. Estos nuevos lazos pueden crear sinergias y dar un nuevo impulso a la zona.
  • – Usar una energía limpia. Las comunidades energéticas cumplen con todos los requisitos de sostenibilidad. No necesitan de combustibles fósiles ni su producción supone un riesgo para el entorno.
  • – Ahorrar en la factura de la luz. Si nuestros argumentos medioambientales no son suficientes, podemos apelar a tu bolsillo. Hemos conseguido que los miembros de nuestras Comunidades Energéticas paguen hasta un 60% menos de lo que lo hacían antes.

Emprender en la España Vaciada 

Las nuevas tecnologías hacen posible que emprender en la España Vaciada sea más fácil que nunca. Las oportunidades de negocio en áreas despobladas están a la orden del día. Tanto inversores locales, como de fuera, ven en estas áreas lugares ideales para poner en marcha sus ideas.

Además, la dotación de 10.000 millones de euros de los Fondos de Recuperación por parte del Gobierno están estimulando la inversión. El objetivo es el de incentivar la economía local y la digitalización para frenar el éxodo rural y luchar contra el cambio climático.

Repoblar las zonas rurales

Muchos municipios de la España Vaciada están dispuestos a ofrecer casa y trabajo para quien decida vivir y empadronarse en ellos. Los múltiples planes que existen en la actualidad no solo buscan repoblar sus pueblos, sino evitar la pérdida de servicios básicos.

Ya son miles de familias las que han decidido abandonar la ciudad por zonas rurales. La pandemia ha cambiado el perfil de quien se instala desde grandes municipios a la España Vacía, ya que el trabajo en remoto lo permite.

Los pueblos de estas 23 provincias que se consideran dentro de esta definición están acogiendo nómadas digitales. Estas personas aprovechan el teletrabajo para abandonar sus ciudades y mejorar su calidad de vida en entornos con múltiples ventajas.

¿Qué ayudas existen para la España Vaciada?

En la actualidad, existen muchas subvenciones y ayudas para el desarrollo de la España Vaciada. Una de las más notables es la aprobada a principios de 2022 por el Ministerio para la Transición Ecológica. La iniciativa se dota de un total de 177 millones para impulsar 544 proyectos de energías renovables innovadoras.

El objetivo primordial de esta partida es el de reducir la dependencia energética y la emisión de gases contaminantes. Por otra parte, también se busca incentivar la creación de empleo en zonas despobladas a la vez que se desarrollan iniciativas de negocio rompedoras y nuevas tecnologías para reactivarlas.

La finalidad de esta dotación es la de crear proyectos innovadores de energías renovables. Estos proyectos verán la luz en 13 comunidades autónomas de todo el país, bajo iniciativas públicas y privadas. Las instalaciones subvencionadas deberán reducir la dependencia energética de las zonas donde se ubiquen.

La energía solar, la eólica y la térmica pueden tener un papel fundamental en este país para comenzar a abandonar los combustibles fósiles. Solo es necesario tomar conciencia sobre el problema y aunar esfuerzos.

¿Cómo generar empleo?

El perfil poblacional de la España Vaciada hace que la generación de empleo en estas zonas sume un nuevo handicap, por si no fuera poco. En 2016, el total de la población con más de 80 años en los pueblos con menos de 5.000 habitantes se situaba en el 10%, el doble que en la media nacional.

Con la implantación de Comunidades Energéticas en estas zonas demográficamente mermadas, la tasa de desempleo también disminuye. Las energías renovables crean riqueza, valor y desarrollo tecnológico allí donde se implantan. Una oportunidad única que la España Vacía no debe dejar pasar.

Las Comunidades Energéticas como motor de la España Vaciada

Las Comunidades Energéticas están llamadas a ser una de las soluciones a los problemas de la España Vacía. La implantación de un modelo energético libre, sostenible y verde son las bases para que las zonas rurales sigan el ritmo que marca el progreso.

Iniciativas como las de las Comunidades Energéticas de Vergy podrían ayudar a revitalizar estas áreas. No solamente se consigue abaratar el recibo eléctrico mediante el autoconsumo de energía solar fotovoltaica, sino que sirven como generadoras de riqueza y desarrollo.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.